Perudeporte

Boza quedó distanciado de los primeros lugares

Francisco Boza

El especialista en fosa Francisco Boza, no tuvo un desempeño como él mismo hubiese querido en su retorno a una justa olímpica. Las condiciones climáticas desviaron algunos platos durante su prueba y complicaron el debut del abanderado peruano en Rio 2016.

El subcampeón de esta misma modalidad en Los Ángeles 1984 totalizó 62 puntos de 75 posibles en las tres series que disputó en el polígono del Centro Olímpico de Tiro, en Deodoro.

“Mañana me quiero sacar el clavo. No tengo opciones para ganar medallas por mis puntajes, pero espero que mañana sea otro día”, expresó. El tirador manifestó que tuvo un desempeño bastante bajo y aclaró que el viento “no es una excusa porque afectó a todos” pero aún así “fue una buena competencia”.

Su retornó tras 12 años alejado del certamen multideportivo le generan sensaciones divergentes. “La presión la tenemos todos en estos Juegos, me entusiasmó volver después de 12 años. Personalmente quería algo mejor, pero restan dos vueltas y todo puede pasar”.

“En Atenas [Juegos Olímpicos del 2004] tuve un muy buen primer día, conseguí 73 puntos. En esta jornada los grandes favoritos han alcanzado 72 unidades, una marca notable. Yo quería hacer algo mejor hoy pero no se ha podido”, declaró el tirador que alcanzó el séptimo lugar en fosa olímpica en la cuna de los Juegos Olímpicos modernos.
El viento se llevó una jornada para el olvido pero para Francisco Boza asistir a la cita cumbre del deporte es especial. “Regresar a los Juegos Olímpicos es un sueño”, manifestó el deportista sudamericano con más presencias en la historia olímpica moderna.

Sabe que no ha tenido un buen año. Siendo el abanderado nacional y el más experimentado de los 29 clasificados, esa responsabilidad pesó en sus manos y su escopeta y a eso hay que añadirle que el viento le hizo jugarretas con un par de platillos. “Faltó puntería. Me costó asimilar el haber fallado el último plato en la serie inicial. En las dos restantes mis ceros [fallas] estuvieron al comienzo y pude puntuar al final. No son excusas, el que ha fallado soy yo”, explicó.

Sintiéndose sin posibilidades de colgarse al cuello una medalla en Río 2016, Boza se enfocará en el ciclo olímpico que acaba de comenzar. “Tenemos los Juegos Panamericanos Lima 2019 donde trabajaré como dirigente. Por ahora estoy apoyando al Proyecto Especial de los Juegos y después veré qué puedo seguir haciendo. Eso sí, no cometeré el error de dejar el deporte porque ya se sienten los años encima”.

EL VIENTO FUE EL GRAN PROTAGONISTA
Más temprano, Renzo León – RemoPerú y Camila Valle no pudieron disputar sus carreras de repechajes por las fuertes corrientes de viento que levantaron olas en la pista de competencias del Lagoa Rodrigo de Freitas. Bajo esas condiciones las autoridades optaron por suspender la jornada de competencias de este deporte.

Los ventarrones se trasladaron hasta el escenario de tiro, zumbando en las orejeras de todos los competidores, preocupando a los espectadores pero las armas siguieron disparando. “Anunciaron que mañana tendríamos condiciones complicadas, pero se dieron hoy y acá no se detienen las competencias”, finalizó Boza.

Mañana desde las 7:30 a.m. (hora de Perú) las escopeta del campeón en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 tomará acción en las dos últimas rondas de la clasificación de fosa olímpica.

Fuente: Comité Olímpico Peruano